Future Food Tech ha celebrado su edición londinense manteniendo su foco en las más recientes disrupciones en los modelos de distribución, nuevos tipos de alimentos, innovación en ingredientes capaces de “alimentar” las tendencias alimentarias actuales, la salud y el bienestar o la reducción del desperdicio alimentario. Y, por supuesto, en los diferentes modelos de colaboración entre empresas, startups, inversores, instituciones y otros agentes del ecosistema food tech.

Aunque el movimiento food tech apenas cuenta con 3-4 años de vida, poco a poco van quedando atrás quiénes lo asociaban exclusivamente al concepto de food delivery. Incluidos los inversores, más atentos inicialmente a modelos de negocio ligados al e-commerce, con potenciales de crecimiento más explosivos. En los $8.000 millones invertidos en 400 startups food tech en los últimos años, encontramos un amplio espectro, desde sistemas de Smart Agro hasta, productos alternativos a la carne o los lácteos, o sistemas para reducir el desperdicio alimentario.

Conferencias como Future Food Tech contribuyen a modelar un concepto más amplio que cubre toda la cadena de valor desde el campo a la mesa. Una industria en la que están involucrados quienes se dedican a fabricar la comida, darle sabor, distribuirla, prepararla y, finalmente, consumirla. En esta edición, hemos visto una mayor presencia del retail, como parte fundamental de esta cadena. Se echa en falta, quizá, el mundo de la restauración, tanto por ser un eslabón clave de esta misma cadena, como por el papel de prescripción y de marcar tendencias que tiene. Aún así, se trata de un evento clave en ese esfuerzo de reunir a quiénes impulsan la innovación en alimentación, ya sean corporaciones, startups, o inversores.

Estas son algunas pinceladas de lo que se ha discutido durante los dos días de Future Food Tech London 18.

Future Food Tech London 18, en 7 claves
1. Nutrición personalizada y edición genética

La nutrición personalizada es un concepto de nutrición dirigida por los datos propios del individuo -ADN, bioma u otros bioindicadores-, como base para la toma de decisiones dirigidas a conseguir un beneficio real. Y éste es precisamente uno de sus retos, la dificultad para recoger todos estos datos diariamente. Un punto débil si depende exclusivamente de la determinación y constancia del usuario.

La nutrición personalizada llegará de la mano de un complejo ecosistema que cambiará la estructura de la industria

Por lo dicho en Future Food Tech London, La nutrición personalizada no llegará de la mano de una empresa, sino de un completo y complejo ecosistema que cambiará la estructura de la industria, y al que se incorporarán fabricantes de ingredientes, compañías de seguros, retailers, o compañías bioinformáticas, entre otros.

Por su parte la edición genética y técnicas como CRISPR, presentan grandes oportunidades en el campo de la agricultura -de momento-, para atacar sus principales problemas: el coste de los insumos, y la mano de obra. Sus retos: la regulación, que siempre va por detrás de la innovación; y la “licencia social”, es decir, su aceptación por el consumidor. Cómo evitar el rechazo que se ha visto, por ejemplo, con los GMOs. (Alimentos genéticamente modificados).

Tanto la nutrición personalizada como la edición genética tardarán al menos 10 años en comenzar a dar sus frutos. El desafío, será reunir, ese ecosistema y encontrar el modelo de negocio válido para todos. Un reto lleno de oportunidades a largo plazo, pero fascinante, según algunos de los ponentes.

2. Guerra al azúcar

El azúcar y los edulcorantes, se han convertido en la última bestia negra de la nutrición, señalados como los responsables del imparable aumento de enfermedades como la diabetes, la obesidad o las cardiovasculares.

Nucane en Future Food Tech London
Nucane reduce la bioaccesibilidad de la glucosa del azúcar.

A la vez, conforman un mercado de $100.000 millones, del cual, el 90% corresponde al azúcar. Dos razones de peso para que, cada vez más, se dirijan los esfuerzos de innovación a la búsqueda de alternativas con menor impacto en la salud y más naturales. Las estrategias de aproximación son múltiples. Estos son algunos ejemplos vistos, y probados, en Future Food Tech London:

Amai Proteines, es una startup ha creado un sistema patentado, basado en el diseño computacional de proteínas, para extraer de frutas procedentes de la selva tropical proteínas dulces. Su principal virtud es que tienen un alto poder endulzante, pero al digerirse como proteínas, no como azúcares, no tendrían su impacto negativo en la salud.

Nucane, por su parte, ha desarrollado un sistema para reducir un 20% la bioaccesibilidad de la glucosa contenida en el azúcar de caña.

MycoTechnology utiliza la fermentación de hongos para crear un bloqueador del sabor amargo de los alimentos, de forma que los fabricantes necesitan añadir menos azúcar a sus productos.

Las startups tienen más cercanía con el consumidor y dominan el relato

3. El momentum de las pequeñas

Hay un consenso en cuanto a momento de innovación impulsado principalmente por pequeñas startups que son capaces de lanzar productos al mercado que han ganado un relevante terreno a las marcas tradicionales. Las corporaciones están ávidas de involucrarse en este momentum, desafiadas por estas compañías pequeñas que generan cercanía con el consumidor -especialmente el joven-, que son capaces de entenderlo, y dominar el relato. De ahí la corriente de VC invirtiendo en startups, o corporaciones buscando fórmulas de innovación abierta que involucre a las emprendedores y empresas emergentes.

¿Cómo hacerlo sin matar el espíritu que las diferencia y que les ha hecho ganar el favor del público? ¿Cuál es la relación ideal entre la startup, la corporación y o el Venture Capital? La claves son: visión compartida, confluencia de intereses y libertad.

Precisamente uno de los retos de las grandes corporaciones es recuperar la confianza del consumidor en un momento en el que el paradigma de la alimentación está cambiando. Algo que según Anouchah Sanei, VP de Ciencia y Tecnología de Campbell Soup Company, no puede llegar solo con reclamos de menos azúcar o menos grasa. Es necesario apostar por una mayor frescura y por la transparencia, a través de la llamada clean label o etiqueta limpia. “Clean label no va de listas de ingredientes o estrategias “SIN/libre de”, clean label va de seguridad y calidad.”4. Un nuevo paradigma alimentario basado en la transparencia

Clean label va de seguridad y calidad

Este nuevo paradigma pasa, según Sanei, por hacer que la “comida real” sea realmente saludable y accesible para el mercado masivo; por un aumento de los alimentos naturalmente funcionales; y, finalmente, por una personalización para consumidores más tecnológicos, accesible y con un impacto en la salud superior y sostenible.

5. Food Tech en los mercados emergentes

Future Food Tech London ha querido dirigir la mirada también a los mercados emergentes, especialmente a Asia. Los hábitos alimenticios, sabores y dietas están cambiando notablemente en todas las regiones. La mayor parte del crecimiento poblacional de China, por ejemplo, será de ciudadanos de clase media y alta. ¿Cómo impacta esto en la forma de comer? ¿Qué mega-tendencias se observan en estos mercados?

China es una gran oportunidad para la industria plant-based

Hay una transferencia clara de consumo hacia productos más sofisticados o Premium y con un alto componente innovador o tecnológico. Por ejemplo, Luckin Coffee, cadena de cafés Premium, se ha convertido en el último unicornio chino, tras abrir más de 525 locales abiertos en apenas nueve meses y cerrar una ronda de $200 millones.

En este mercado hay también una preocupación importante por la polución y la sostenibilidad, con planes del gobierno chino para contener e incluso reducir el consumo de carne a la mitad, precisamente por su impacto ambiental. Esta urgencia y las tendencias mencionadas hacen que sea una gran oportunidad de mercado para toda la industria plant-based.

6. El boom de las proteínas alternativas, los productos plant based, y la clean meat

Las compañías de ingredientes, especialmente aquellas especializadas en proteína vegetal, junto con los inversores, dan por hecho el boom del mercado de productos alternativos a la carne (o cualquier producto de origen animal como el pescado, los lácteos o los huevos). Ya no se trata como una tendencia de futuro, sino como un hecho que puede llegar al 30% del mercado de la carne, por ejemplo. La discusión se afina ahora en la compatibilidad de este tipo de producto con otras tendencias como la citada clean label o la búsqueda de productos menos procesados.

Para lo que todavía habrá que esperar es para las carnes de laboratorio desarrolladas a partir de células de animal (clean meat). Aunque, según una encuesta, dos tercios de los americanos, están dispuestos a probarla.

Buscamos modelos de negocio para crear alimentos saludables y asequibles, que generen beneficios

7. Alimentos asequibles y accesibles para todos

La industria de la alimentación pone su foco en lo que los consumidores pueden comprar, fijándose especialmente en los segmentos de poder adquisitivo alto y medio alto. Pero no tienen en el centro de su estrategia la accesibilidad y la asequibilidad de los alimentos.  Esto es lo que le gustaría cambiar a la Fundación Bill y Melinda Gates. Que el esfuerzo de innovación que impulsa la industria food tech sirva también para eliminar las barreras a la hora de producir alimentos nutritivos y asequibles para todos.

“Trabajamos con compañías de alimentación para crear modelos de negocio que permitan crear alimentos saludables y asequibles, que generen beneficios para estas compañías, porque, de lo contrario, no funciona”, explicaba Kamel Chida. Y para ello, la fundación trabaja en tres áreas: aprovechar el conocimiento tradicional; introducir el vending para redefinir la forma de distribuir los alimentos y mejorar su accesibilidad; utilizar la inteligencia artificial y big data para identificar y localizar dónde hay productos asequibles, apetecibles y nutritivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *